La Cátedra de Estudios de género de la UDLAP debate la invisibilización de las mujeres en la ciencia 

“De acuerdo a la UNESCO, menos del 30% de las mujeres se dedica a la ciencia y en el ámbito de las tecnologías de la información no llega ni al 5% en las ciencias naturales, matemáticas o estadística”: Dra. Tapia Mariscal. 

La Cátedra de Estudios de Género de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), llevó a cabo su séptima sesión, la cual reunió a estudiantes de la Escuela de Ciencias Sociales con la Dra. Lilia Tapia Mariscal, de la Universidad de Córdoba, España, quien abordó cómo las barreras estructurales y ciertos elementos generan la invisibilización de las mujeres en la ciencia y la tecnología, así como el efecto Matilda, el cual refiere a “falta de valoración sistemática de los aportes realizados por mujeres en el campo de la ciencia y la atribución de descubrimientos o hallazgos científicos de mujeres a sus colegas varones”.  

La Dra. Tapia Mariscal inició está charla compartiendo que de acuerdo a la UNESCO menos del 30% de las mujeres se dedica a la ciencia y en el ámbito de las tecnologías de la información no llega al 3% y ni al 5% en las ciencias naturales, matemáticas o estadística, “la brecha de género en las mal llamadas ciencias duras sigue siendo alarmante en todo el mundo, tanto a nivel formativo como de investigación y empleo”, compartió. Adentrándose en el tema, reconoció que la primera ola de COVID-19 acrecentó esta brecha “los datos tendían a la igualdad antes de la crisis pero han caído durante el confinamiento, lo que revela que las mujeres han asumido en mayor medida los cuidados y tareas en casa”, afirmó.  

Por otra parte, explicó que en la inteligencia artificial también existe la invisibilización de las mujeres, ya que, muchas de las plataformas, motores de búsquedas y aplicaciones muestran grandes sesgos de género; como ejemplo citó que el 47% de mujeres son más propensas a resultar heridas en accidentes automovilísticos porque los sistemas de seguridad son desarrollados para hombres. Todo esto afirmó, se relaciona con el androcentrismo, que sitúa al hombre como el centro del universo, “lo veo en la ciencia, en la tecnología en los proyectos que dirijo, en las clases y en las referencias bibliográficas”, confirmó la Dra. Lilia Tapia Mariscal. 

Asimismo, reconoció que las mujeres dentro de la ciencia y la tecnología diariamente se enfrentan a barreras estructurales, las cuales obedecen a las limitaciones sociales y culturales, entre éstas está el “techo de cristal”, una metáfora que explica la violencia simbólica a la que se somete a las mujeres y no le permite crecer libremente en el mundo laboral y político. Respecto al efecto Matilda citó casos como el de Marie Curie, Rosalind Franklin, Jocelyne Bell, Mattie M. Stevens, Lisa Meinter, Hedy Lamarr, Elizabeth Magie Phillips, Chien Shiung Wu, que no recibieron el crédito que se merecían, “existen algunas iniciativas que están buscando visibilizar y hacer justicia histórica a las mujeres”, compartió.  

Ya para cerrar su charla, la Dra. Tapia Mariscal recalcó que el tema del lenguaje no sexista e inclusivo es importante “no solo para el despertar de vocaciones científicas sino también para estos procesos de invisibilización. Cuando hablamos del efecto Matilda todo se enfoca a la genealogía, pero hay más elementos y este es una parte medular”, añadió. “El lenguaje es poder y una estrategia de visibilización”, ante esto, compartió ejemplos donde a ciertas mujeres les niegan el cargo o profesión simplemente llamándolas “mujeres o señoritas” y no doctoras, presidentas, músicas, escritoras, contrario a los hombres que sin tomar en cuenta su preparación profesional les dan mayor poder.   

La Cátedra de Estudios de Género que se realiza por iniciativa de la Escuela de Ciencias Sociales y el Departamento de Antropología de la Universidad de las Américas Puebla, es un espacio que semana a semana comparte charlas con expertas en estos temas. La charla: «El efecto Matilda y las mujeres en la ciencia» de la Dra. Lilia Tapia Mariscal está disponible a través del Facebook del Departamento de Antropología, Universidad de las Américas, Puebla  

Compartir