Jefe de la Unidad del Hospital General Dr. Gea González dicta ponencia en la UDLAP.

Foto Boletin 455-2“De cada 2 hombres una mujer padece Parkinson debido a que las mujeres tienen una protección por los estrógenos, hormonas responsables de las características sexuales femeninas”, comentó el Dr. Oscar Arias Carrión, jefe de la Unidad de Trastornos del Movimiento y Estimulación Magnética transcraneal del Hospital General Dr. Gea González, durante la ponencia que dictó ante estudiantes de la Universidad de las Américas Puebla.

En la conferencia titulada «Enfermedad de Parkinson: de la investigación básica a la clínica y de vuelta», el Dr. Oscar Arias explicó que el Parkinson es un trastorno neurodegenerativo y progresivo que no tiene cura ni se sabe cuáles son las causas de la enfermedad, “pero lo que sí se sabe es que ataca a personas mayores de 60 años”.

Afirmó que los síntomas de esta enfermedad son: presentación de temblor cuando se está en reposo, rigidez muscular  y lentitud en los movimientos. “También encontramos que la difusión olfativa se presenta en más del 90 por ciento de los pacientes con Parkinson”, enfatizó el Dr. Arias.

Explicó que el Parkinson pone a la persona en una situación de  discapacidad porque cuando el paciente tiene temblor o movimientos abruptos ya no es independiente, por lo que ya no puede hacer actividades solo, como por ejemplo comer. Entonces necesita del soporte de la familia para que continúe su vida.

Destacó que en México no se tienen cifras del número de personas que sufren esta enfermedad, “pero en países como Estados Unidos y Europa encontramos que un 4 por ciento de la población mayor de 60 años padece el Parkinson”.

Finalmente el  Dr. Oscar Arias comentó que uno de los problemas por el cual no se tiene un avance en las curas de esta enfermedad es debido a que se ha detectado que la mayoría de los pacientes no consumen medicamentos. “En nuestro país el paciente no tiene el poder adquisitivo económico necesario para solventar los gastos de medicina que se necesitan para controlar la enfermedad, ya que o comen o compran su medicamento. En estos casos es necesario desarrollar programas de gobierno que ayuden al paciente en la compra de medicinas o con visitas médicas”.