La tendencia de los sistemas mecatrónicos indica que en 10 o 15 años habrá barredoras automáticas que integren sensores para desplazarse, detectar obstáculos, saber por dónde ya asearon, y robots que ayudarán en cirugías para que sean más seguras, manifestó el Dr. José Luis Vázquez González, académico de la UDLAP y miembro de la Red Nacional de Robótica y Mecatrónica del CONACYT desde junio de 2012.

Actualmente el académico de la UDLAP trabaja en el desarrollo de sistemas mecatrónicos que apoyen a personas con discapacidad visual para evitar obstáculos a la altura de la cabeza y así evitar percances fuertes. “Es un proyectos a pequeña escala con un sensor ultrasónico que les avise de forma audible cuándo hay obstáculos en esa área”, aseguró el Dr. Vázquez González.

La red temática de investigación de robótica y mecatrónica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) a la que está integrada el Dr. Vázquez González busca conjuntar a gente del área académica, científica, tecnológica y empresarial para discutir cuáles son las líneas de investigación estratégicas que podrían impulsar el desarrollo del país. Dichas líneas son la robótica de servicio y humanoides, robótica y mecatrónica de campo, robótica y mecatrónica industrial, micro robots y micro sensores hacia aplicaciones médicas, de seguridad, industriales, atención a desastres y robótica educativa.

El profesor del Departamento de Computación, Electrónica y Mecatrónica de la Universidad de las Américas Puebla señaló que el rumbo de la automatización de objetos y líneas de producción es muy acelerado, pronto los automóviles contarán con sistemas de navegación autónomos implicando menor estrés en las personas y reducción de porcentaje de accidentes.

Sin embargo, el Dr. José Luis Vázquez González expuso que aún con los avances en el automatismo de las máquinas el desempeño de las mismas se afecta por  la poca conjugación de áreas como la ingeniería, la mecánica y la electricidad. La falta de comunicación entre las áreas genera una falta de garantía en las producciones, debido a que “en la industria el tener un buen diseño mecatrónico es importante porque los productos tienen menos fallas, menor tiempo de desarrollo y aprovechamiento del capital humano”, pero existen otros procesos que alteran su funcionamiento.