image

Mi nombre es Karla Bravo Altamirano, me gradué de la Licenciatura en Química, por la Universidad de las Américas Puebla, en el 2002. El próximo mes de septiembre comenzaré a trabajar en el área de química medicinal en la compañía Dow AgroSciences, en Indianápolis, Indiana, Estados Unidos. La investigación versará sobre el manejo de plagas y el incremento del rendimiento agrícola.

La razón por la cual elegí esta licenciatura en la UDLAP, está directamente ligada a las Olimpiadas de Química, en las cuales participé durante la preparatoria. Esta experiencia despertó en mí el interés de realizar investigación básica en esta área.

En esa época, la UDLAP era una de las pocas instituciones del país que ofertaba la Licenciatura en Química con enfoque a la investigación. Antes de ingresar realicé una visita a varios laboratorios y me entrevisté con la entonces jefa del Departamento de Química y Biología, la profesora Cecilia Anaya Berríos, ella me explicó claramente el programa académico, los proyectos de investigación en desarrollo y las opciones a futuro para los egresados.

Los momentos cruciales en mi etapa como estudiante fueron: Los cursos en el laboratorio de química, el servicio social y la tesis de licenciatura en el área de síntesis orgánica en el laboratorio de la Dra. Anaya en la UDLAP; además, pude disfrutar de las estancias de verano en destacados laboratorios de investigación del país, y tuve la oportunidad de divulgar la ciencia por medio, no solo de la asistencia, sino también de la organización de simposios y congresos.

Durante mi etapa de estudiante en la UDLAP mi mayor ilusión era llegar a ser investigadora. En esa época aún no había definido si me interesaba dedicarme a la docencia o a trabajar en la industria química o farmacéutica. Actualmente he trabajado muy duro y he sido muy perseverante para formarme como investigadora. Mi interés dentro de la investigación se concentra en el uso de síntesis orgánica para el desarrollo de compuestos con actividad biológica.

Al egresar de la UDLAP ingresé al Doctorado en Química en Texas Christian University, universidad con la cual la UDLAP mantiene un convenio de intercambio académico. Durante mi doctorado trabajé en el desarrollo de metodologías para la síntesis de compuestos de fósforo, área en la cual soy autora de más de diez publicaciones en revistas internacionales. Me gradué en el año 2007, y posteriormente hice un posdoctorado de dos años en la Universidad de Pittsburgh y un segundo posgrado en UT Southwestern Medical Center, en Dallas. Esta formación profesional me llevó a obtener una posición como investigadora en Dow AgroSciences.

image (1)

Hace poco tuve la oportunidad de interactuar con investigadores jóvenes y conversar con los ganadores de Premios Nobel en un ambiente relajado, fuera del laboratorio, en la maravillosa Isla Gótica de Lindau en Alemania. Los laureados del Premio Nobel compartieron con los investigadores jóvenes anécdotas e historias de cómo llegaron a hacer grandes descubrimientos además conocimos el lado humano durante cenas y paseos en barco; participamos en clase, se realizaron mesas de discusión y conferencias magistrales; formas de hacer química verde que produzca menos desechos y menos toxicidad. Adicionalmente, se tocaron temas de discusión sobre cómo desarrollar nuevas formas de producir y almacenar energía.

Las principales lecciones que aprendífueron:

  1. La investigación consiste en conjugar curiosidad, sabiduría y creatividad. Esto es diferente a ser una rata de laboratorio
  2. Siempre debes buscar ampliar tu horizonte: hacer ciencia y además tener otras pasiones.
  3. Es necesario saber cómo comunicar la ciencia a los niños y jóvenes.
  4. En México necesitamos producir más investigadores. Debemos comenzar a familiarizar a los niños con la ciencia.
  5. La ciencia básica debe estar a la par de la ciencia aplicada para contribuir al desarrollo de la humanidad.

En mi caso, busco contribuir a solucionar los problemas de la producción y el rendimiento agrícola para así asegurar mayores fuentes de alimento a una población que está creciendo aceleradamente.

Planeo continuar mi trabajo en investigación y contribuir al avance de la ciencia, a través del encuentro de soluciones eficientes a problemas importantes de la comunidad; teniendo como finalidad el mejoramiento de la calidad de vida. La UDLAP me brindó las herramientas y oportunidades adecuadas para desarrollarme en mi profesión de manera competitiva, manteniendo valores éticos fundamentales.

Finalmente, me gustaría dar como consejo a la comunidad UDLAP: la confianza en uno mismo, la honestidad, perseverancia y el trabajo arduo son fundamentales para el éxito profesional.