karen palafox (2)

La alumna Karen Palafox, de séptimo semestre de la Licenciatura en Danza, participó durante 4 meses en el festival Jacob’s Pillow; encuentro de danza de renombre internacional que se realiza durante verano en Berkshires, Massachusetts, Estados Unidos.

karen palafox (1)Este festival, brinda la oportunidad a 5 estudiantes a nivel mundial de participar activamente dentro del festival en alguno de sus departamentos de administración y producción, lo cual ofrece una formación y orientación invaluable en la producción de artes. “Fue la fotografía lo que en mi caso me abrió las puertas para poder postularme para la estancia. Les hice llegar diferentes propuestas que he estado trabajando de manera paralela a mis estudios de danza y fue así como los organizadores decidieron darme la oportunidad de participar en el festival de danza más antiguo del mundo” señaló la alumna de la UDLAP.

Cada año miles de personas de todas partes del mundo visitan el Berkshires de Massachusetts para experimentar el festival con más de 50 compañías de danza y 200 espectáculos gratuitos, charlas y eventos.

Durante su estancia, la estudiante UDLAP colaboró en la Sala de Archivos del festival documentando la edición del festival, que es considerado la meca de la danza, y que año con año busca incentivar la creación, presentación, conservación y creación de públicos. “Fue una experiencia enriquecedora en todos los sentidos, durante las 10 semanas que duró el festival, junto con el equipo de producción, nos encargamos de la producción y grabación de los programas de ballet, tap y danza contemporánea. Además de todas las clases magistrales, conferencias y pre-show talks, en donde los artistas explicaban de manera previa sus presentaciones” agregó la bailarina.

La alumna de la Universidad de las Américas Puebla añadió que la creación de este archivo es un componente importante del programa de preservación del festival, ya que con ese material se realizan exposiciones las cuales exploran de manera biográfica diversos aspectos de la historia de la danza que incluyen videos, fotografías, correspondencia, programas, libros, carteles y cintas de audio.

“Al inicio del programa recibí diferentes capacitaciones y workshops de diseño de iluminación, sonido, marketing, entre otras especialidades, para que una vez iniciado el festival pudiera realizar el trabajo lo mejor posible. La sala de archivos está abierta durante todo el festival para que la gente que no pudo acudir los primeros días o semanas pueda conocer a fondo cada una de las participaciones, por lo que había que estar grabando y editando todo el material de manera constante” explicó la única estudiante extranjera seleccionada para participar en el festival. Asimismo, señaló que la experiencia le brindó la oportunidad de conocer el lenguaje de la danza más allá de la expresión corporal y sus diferentes códigos.