soliloquio del conquistador  (2)

· La obra editada por la UDLAP en conjunto con EDAF México

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el expresidente de Bolivia, Carlos Mesa Gisbert, presentó su novela Soliloquio del Conquistador, mediante la cual, a decir del autor, se busca generar en el lector una reflexión sobre sí mismo a partir de una figura tan polémica como lo es Hernán Cortés.

“Plantea la pregunta de «cuál es la respuesta de México sobre sí mismo a partir de la respuesta que le da a quien fundó el México que no es Tenochtitlán, pero que tiene la sangre de Cuauhtémoc corriendo por sus venas»; y creo que es en esa reflexión sobre el redescubrimiento de quiénes somos a partir de quiénes nos hicieron, que quise escribir la novela”, agregó el autor.

La publicación de la Editorial UDLAP, Soliloquio del Conquistador, es una novela de historia, pero también de aventura y hasta existencialista, que entreteje muy bien las tres grandes pasiones de Mesa Gisbert: el político, el periodista y el escritor; quien además muestra el rostro humano del conquistador Hernán Cortés, el que se bajó del bronce o bien subió del lodo.

La trama de la novela permite reflexionar sobre la figura de un hombre que cambió la historia de un país; y con base en la pasión y el amor que se da entre el conquistador y Marina (la Malinche), deja entre ver si no fue él realmente el conquistado, seducido por la belleza de una mujer y la riqueza de una tierra.

soliloquio del conquistador  (1)Mesa Gisbert, ante un salón lleno de lectores en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, dijo que a su parecer la historia ha sido injusta con la Malinche, la primera mujer verdaderamente poderosa de México. “Marina, Malinche, Malinali, como la quieran llamar, es la primera mujer poderosa de México, más allá de una diosa, es una mujer con poder real; una de las imágenes más impresionantes que uno puede encontrar en la historia de los códices mexicanos, es que no hay una sola imagen del conquistador solo, todos los dibujos que hay sobre Hernán Cortes en los códices siempre está al lado de Marina; nadie, ninguno de los indígenas que vio al capitán conquistador lo vio solo porque él no podía expresarse sino a través de ella; pero ella no era solo la lengua, ella decía lo que quería decir y contaba lo que quería que ellos escucharan, suavizaba o endurecía al conquistador independientemente de lo que éste dijera” señaló.

“El primer elemento del hecho de la conquista es la construcción de una realidad a partir de un hombre y una mujer; independientemente de cuánto haya podido yo fabular la historia de pasión y de amor, la que creo fehacientemente que existió por ambas partes, y creo que hay un Cortés mujeriego que se apasionó por Marina, pero es una relación donde se construye el amor, la pasión, el interés, el uso mutuo y la vocación de poder de él y de ella”, agregó el expresidente de Bolivia.

Durante la presentación de su novela en el primer día de actividades de la Feria Internacional de Libro de Guadalajara (FIL), el expresidente de Bolivia estuvo acompañado por el ex secretario de finanzas de Jalisco, Ricardo Villanueva, así como los escritores Miguel Maldonado y Pedro Ángel Palou; éste último calificó la novela como “valiente” y como un texto que no busca recontar la historia, sino reflexionar sobre algunas aristas que se han desatendido. “El Soliloquio del Conquistador es un juicio histórico, es una novela valiente que busca y ahonda en la figura de Hernán Cortés para reescribir parte de la historia fundacional de la que Martin llama nuestra América; lo tenemos monologando en una historia que al tiempo historia de conquista, historia de amor, historia de derrota y fracaso, lo que produce un texto riquísimo y ambiguo y no un retrato de cartón-piedra” finalizó el escritor mexicano.