espacio accion publica udlap  (2)

La Universidad de las Américas Puebla, a través de su Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política, llevó a cabo Espacio Acción Pública 3, foro en el que, en dos días, profesionistas analizaron temas económicos, políticos y sociales que aquejan a la sociedad.

Una de las actividades que formaron parte de Espacio Acción Pública 3 fue la mesa redonda titulada “¿Para qué sirve la Constitución Mexicana? ¿Un debate en su centenario?”, en la cual académicos de la Universidad de las Américas Puebla y la Universidad Iberoamericana, hicieron una reflexión crítica de cuál es el significado de la Constitución Mexicana en la vida política nacional.

El Dr.  Víctor Manuel Reynoso Ángulo, académico del Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la UDLAP, abarcó durante la mesa el tema de los organismos constitucionales autónomos. “Podemos hablar de estos organismos como la otra división de poderes”, comentó.

En su participación hizo referencia a tres momentos del constitucionalismo político: “El primer momento es la concentración del poder político en un conjunto de organismos e instituciones. El segundo paso es ver quién custodia al custodio, es decir, quién nos protege de este poder político. Y el tercer momento es cómo hacer que este poder político genere y resuelva los bienes públicos”. Finamente, el Dr. Reynoso terminó su participación afirmando que “cambiar la constitución no es cambiar al país, es algo mucho más complejo. Yo creo que sí, para cambiar al país hay que transformar las normas, hay que reformarlas, pero no de manera ingenua sino pertinente que tome en cuenta nuestra realidad”.

La Dra. Kira Ciofalo Lagos, profesora del Departamento de Derecho de la UDLAP comentó que “las ideas a explorar hoy se suscriben a dar cuenta de los modelos de constitución que están inmersos en dos concepciones: primero, en un modelo positivista, la cual postula un estado de derecho; y el segundo, el modelo constitucionalista que ha ostentado un estado constitucional de derecho”, expuso. Además, comentó que una correcta comprensión de los modelos de constitución llevará entender el ideal que puede ejercerse sobre el diseño institucional de un país.

“Haciendo un análisis de la Constitución Mexicana en su centenario, lo que queda es lo siguiente: 699 reformas, de ellas 147 se han realizado en el presente sexenio con Enrique Peña, 110 con Felipe Calderón y 77 con Ernesto Zedillo, siendo estos los tres sexenios con más cambios a la Carta Constitucional; esto es un panorama de lo que ha sido nuestra Constitución en estos cien año, una Constitución tocada y retocada”, dio a conocer el Dr. Juan Luis Hernández, profesor de Ciencia Política de la Universidad Iberoamericana.

espacio accion publica udlap  (1)

Asimismo, y respondiendo al título de la ponencia, el Dr. Juan Luis Hernández destacó que la Constitución Mexicana es, para muchos actores sociales, económicos y políticos, un punto de llegada, supone expresar una lucha, un interés, un regreso, o una hegemonía política. “Para actores económicos, políticos y sociales la Constitución es una suerte de meta, hay que llegar a la Constitución con interés”.

Finalmente, y para cerrar el análisis, el Dr. Juan Antonio Le Clerq Ortega, director académico del Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la UDLAP comentó: “Al hablar de los 100 años de la Constitución hablamos de un instrumento que sin duda es muy importante para la vida política mexicana, pero cuyas contradicciones institucionales o procesos de negociación que la crean, la transforman y la implementan, nos hablan de un instrumento fracturado”, afirmó.

Asimismo, resaltó características relevantes de la constitución que dan a conocer los problemas de diseño que explican por qué la constitución no se cumple y de las cuales resaltó tres: “primero hay que tomar en cuenta que es una constitución longeva, estamos hablando que nuestra constitución tiene 100 años, cuando en promedio, la Constitución de otros países suele durar una media de 19 años en el ámbito internacional. Segundo, está híper reformada, cada año se reforman 6.99 artículos. Y tercera, es extensa, tenemos tratados dentro de la Constitución, ejemplo de ellos son las Reformas Energéticas, Educación, Energía”.

Finalmente, comentó que la Constitución en su parte dogmática y orgánica lo que hace es dar derechos, organiza el poder público y da derechos sociales. “La Constitución Mexicana hoy en día determina los derechos fundamentales; define la ciudadanía; organiza al estado y define quienes son los agentes autoritativos; divide el ejercicio de poder; estructura la cadena jurídica vinculante que, además limita, ordena, regula, establece mecanismos de resolución, fiscalización y reducción de cuentas; crea espacios y criterios para deliberación pública y consensos ciudadanos; constriñe la elección pública; crea el proceso de interpretación y cambio de la misma Constitución; y define y controla el monopolio y la violencia legítima”, finalizó el Dr. Le Clerq Ortega.