No hay inmunidad en contraer COVID-19 para alguien, pero existen ciertos factores de estructura celular, edad, de protección y desinfección que pueden aminorar el riesgo si se cumplen cabalmente; los cuales fueron exhibidos por académicos de la Universidad de las Américas Puebla, durante el último webinar de la primera temporada, con el título ‘Coronavirus y su manejo en casa y hospital’.

El inicio de la conferencia en línea fue marcado por la Dra. Irene Vergara Bahena, académica de Ciencias Químico Biológicas de la UDLAP. Quien explicó que una persona infectada al toser o estornudar libera gotas de 5 a 10 micrómetros, sumado a otras pequeñas, que se esparcen a una distancia en promedio de 2 metros, pero dependiendo del ambiente puede ser más. De igual forma señaló que su adherencia a otros huéspedes se dicta por varios factores, como la carga viral que depende si comienza o está al final de la infección, la distancia con esa persona, los agentes de protección, llámese cubrebocas o careta y de desinfección, agua, jabón, cloro. “Tenemos que tener las precauciones básicas como estar evitando el contacto con superficies cuando no sea necesario, tocarnos la cara, estamos en contacto con secreciones o aerosoles de personas infectadas, porque tenemos una transmisión muy alta en nuestro país”, agregó.

El Dr. José Luis Sánchez Salas, académico del mismo departamento de la Universidad de las Américas Puebla, manifestó que toda la población es sensible a contagiarse de COVID-19, pero la enfermedad no se desarrolla de igual forma, en los jóvenes por la resistencia que da la edad no es tan común, de ahí la creencia de que son inmunes. En cambio, los adultos con más de 35 años se vuelven un grupo de riesgo, sobre todo varones, porque ya padecen ciertas bajas de inmunidad. Sin embargo, la atención se debe volcar en aquellas personas de edad avanzada, diabéticos e hipertensos, cuyo organismo no es tan resistente por sí mismo. “Esto va a depender de cuántos receptores tenemos en nuestras células y los factores de riesgo que tengamos, entonces tenemos expresión de ciertos genes y proteínas que van a ser los receptores virales que nos van a hacer más sensibles o menos”, añadió.

Por su parte, la Mtra. María de las Mercedes Nuri Reyes Vázquez, académica de Ciencias de la Salud de la UDLAP, advirtió que si una persona se contagia de Coronavirus o es sospechosa después de una revisión médica y puede estar en su domicilio, es necesario tener ciertos cuidados para evitar más infecciones. Primero, ser aislado completamente de toda la familia, teniendo solo un encargado para su cuidado, quien debe ataviarse con equipo de protección básico (guantes, cubrebocas, algo para resguardar sus ojos), tener un contenedor único para trastes y ropa, limpiar las superficies con agua y jabón todos los días, para posteriormente desinfectarlas con cloro dejando el tiempo suficiente para su secado. Después “hacer una desinfección de la casa, puedo hacerlo una vez al día teniendo en cuenta lo que he mencionado en cuestión de prevención”, comentó.

Mientras tanto, la Mtra. Madai Muñoz Covarrubias, académica de Ciencias de la Salud de la UDLAP, habló sobre su experiencia en hospitales dedicados al tratamiento del COVID-19, confirmando lo que se ha mostrado en diversos medios sobre la saturación en los servicios de salud, la incomodidad del uniforme al hacer tareas prácticamente comunes en cuidados, pero con el dolor del metal del cubrebocas en la nariz, de la careta en la frente, dos o tres guantes, la desinfección todo el tiempo y lugar, además del olor de alcohol por todos lados. “Los hospitales están llenos, por eso se les está diciendo a los pacientes de aislarse por 14 días si tienen signos y síntomas, descansar, usar mascarilla, tomar líquidos calientes, a menos de que sientan dificultad respiratoria entonces acudir, de eso se trata de evitar que colapse el sistema de salud”, expresó.

De esta forma la Universidad de las Américas Puebla culmina la primera etapa de su serial de webinars dedicados al SARS-CoV-2, el cual inició en abril pasado y donde se abordaron varios aspectos que rodean al suceso: salud física, mental, eficiencia energética, tecnología médica, cadena de suministro de alimentos, afectaciones económicas, entre otros. El segundo ciclo de webinars iniciará el martes 4 de agosto bajo el titulo ‘La vida después del COVID-19: recuperar, reiniciar o reinventar’, contando con la participación de la Dra. Erika Galindo Bello y el Dr. Loannis Theodorakis, académicos del Departamento de Mercadotecnia de la UDLAP y como invitado especial estará el Mtro. Enrique Espinosa de los Monteros, managing director de Nielsen México. La inscripción se puede hacer a través del link: https://udlap.mx/webinarsacademia/.