HABEMUS PAPAM en los viernes de Cinexpectativas

[capt

Junio es el mes de Cannes en Capilla del Arte. A través de cuatro cintas participantes en el festival más importante del mundo, el público tendrá la oportunidad de acercarse a lo más selecto y sublime del séptimo arte internacional. Este viernes 7 de junio, a las 6:30 p.m., Cannes en Capilla del Arte arranca con la cinta italiana Habemus Papa. A propósito de este film compartimos contigo este texto por Saray Ibáñez, estudiante de Sociología y prestadora de Servicio Social de Capilla del Arte UDLAP. Y recuerda, la entrada a todas nuestras actividades es gratuita.

La película dirigida por el cineasta italiano Nanni Moretti Habemus Papam, aborda el tema del “conflicto personal” que sufre un cardenal que es elegido como el nuevo Papa. Ahora bien, a pesar de que nuestro país se ha caracterizado por ser muy religioso debido a la inserción de la religión católica desde la llegada de los españoles, es cierto no conocemos mucho sobre este proceso y que también desconocemos la historia de algunos papas que han renunciado a este cargo. Hablando sobre la elección del Santo Padre, es preciso saber que la decisión está a cargo del cónclave., órgano creado en 1274, el cual lo elige “democráticamente”. Para ser más precisa, después de 11 días de fallecido un pontífice, los cardenales se aíslan en la Capilla Sixtina para elegir a un sucesor.

Sin embargo, en 1996 Juan Pablo II reformó las reglas y estableció un sistema “electoral” por mayoría de dos tercios, asimismo prohibió a los cardenales reunidos ver la televisión, oír radio y usar celulares.

Ahora bien, como ya había mencionado, la renuncia de los papas no es nada nuevo y lo hemos percibido hace poco tiempo con el retiro de Joseph A. Ratzinger. Este pontífice se convirtió en el cuarto papa de la historia en dejar “voluntariamente su cargo”. El primero en abandonar su juramento fue Benedicto IX, quien había sido elegido tres veces y de esas, dos ocasiones fue destituido de su puesto y la tercera renunció, ya que se dice que vendió su cargo al que se convertiría más tarde en el papa Gregorio VI. Por su parte, el pontificado de Celestino V duró sólo cinco meses, ya que se menciona que decidió regresar a las montañas y a su vida de aislamiento y oración, admitiendo así que no tenía la preparación necesaria para ejercer como la máxima autoridad dentro de la Iglesia. Por último, el papa Gregorio XII renunció a su puesto en 1415 y dos años después falleció sin conocer a su sucesor. Así que no es nada nuevo que esto suceda dentro del Vaticano.

Mucho se dice acerca de la renuncia de este importante personaje, pero lo cierto es que detrás de esto siempre hay muchas historias que resultan más ciertas que ficticias. Por un lado encontramos casos de “estrés”, temor a no poder ejercer un puesto muy significativo, mientras que en la parte real nos topamos con casos polémicos casos de distinta índole.

En el caso de la cinta que nos ocupa esta vez, el recién nombrado pontífice se debe se encuentra en conflicto consigo mismo, debido a que no puede asimilar tanta responsabilidad. Más que una sátira, en esta película encontrarás una probable visión de lo que la fe católica esconde tras bambalinas.

Realidad o ficción, el director italiano Nanni Moretti nos ofrece una comedia ligera que involucra a un jerarca católico y a un psicólogo (el propio Moretti) que tendrán que lidiar con conflictos humanos en medio de una institución que, opiniones aparte, tiene una influencia innegable en las sociedades actuales y futuras del planeta.

Compartir