Amélie en los viernes de cinexpectativas en Capilla del Arte

Para cerrar el ciclo Historias de día de nuestro programa seamana Viernes de Cinexpectativas, presentamos la cinta francesa Amélie que con su alegría y colorido se ha convertido en un clásico instantáneo a pesar de sus menos de 15 años de vida.

Para platicarnos sobre esta genial cinta, compartimos con ustedes la reseña de Christian Moreno Pineda, estudiante de Filosofía y prestador de Servicio Social de Capilla del Arte UDLAP. Los esperamos para disfrutar de esta película este viernes 25 de julio a las 6:30 p.m Recuerda, la entrada es libre y la dirección es 2 Norte 6, Centro de Puebla.

amelie

 
Amélie (Le fabuleux destin d’Amélie Poulain) (2001)
 
DIRECCIÓN
Jean-Pierre Jeunet
GUION
Jean-Pierre Jeunet
Guillaume Laurant
FOTOGRAFÍA
Bruno Delbonnel
MÚSICA
Yann Tiersen
PRODUCCIÓN
Jean-Marc Deschamps

 

Amélie es el cuarto largometraje del francés Jean-Pierre Jeunet, un exótico espécimen dentro de una trayectoria llena de temas distópicos; posiblemente la obra de mayor proyección internacional para el director y para su protagonista: Audrey Tautou. Otorgando un cuerpo a la colección de cualidades y manías iniciada por Jeunet en 1974 y filmada casi exclusivamente en el barrio parisino de Montmartre, Amélie consiguió colocarse como la cuarta película de habla no inglesa más taquillera en la historia del cine, así como hacerse de dos premios BAFTA de Inglaterra y cinco nominaciones a los premios Oscar en 2001.

La trama se centra en Amélie Poulain (Audrey Tautou) una joven camarera, un tanto solitaria y con una vida monótona, que a falta de una apasionada vocación se ha dedicado a cultivar el gusto por los pequeños placeres, pero durante la noche del 30 de agosto de 1997 un acontecimiento inesperado cambiará su vida, llevándola a cuestionarse la forma predominantemente contemplativa con la que se enfrenta al mundo; poseedora de un temperamento muy particular -que no deja de recordarnos al protagonista de la obra dostoievskiana, El idiota (1869)– Amélie se propone mejorar la vida de las personas que la rodean sin tener una clara idea de las consecuencias que esto le traerá.

Amelie-0817

La cinta –pensamos- se proyecta desde dos elementos esenciales; en primer lugar, la ilusión de una ciudad de fantasía, a partir un ambiente de localidad y cercanía establecido por los personajes y las locaciones, semejante a un espacio exento de extraños o intrusos, donde aun resulta posible preocuparse por la felicidad de los demás, todo esto –claro está- sumado al gran trabajo del equipo de producción encargado de evitar la presencia de suciedad, escombros y grafiti en las locaciones. Y como segundo elemento aun más importante tenemos la verdadera colección de aprehensiones, recuerdos, detalles, hábitos y sensaciones que Jeunet fue formando a lo largo de más de veinte años, una obsesiva colección que nos recuerda cómo cada uno de nosotros no es más que una suma de cualidades y hábitos contraídos en el tiempo: una forma de caminar, una forma de sonrojarse, de sostener una cuchara, de correr, besar o reír.

Empezando por la música Tiersen, más el uso intensivo del color verde, rojo y amarillo; las palabras y diálogos que solo funcionan como parte de la imagen y la insistencia en los ojos y la boca de Audrey Tautou, Amélie compone todo un arsenal de formas expresivas que te cautivarán.

Compartir