10 pasos para levantarse con energía

blog dormir

Para muchos de nosotros, dejar nuestra cómoda cama durante las primeras horas de la mañana no es algo que nos cause mucho entusiasmo. Dormimos de más, nos sentimos lentos y perezosos, nos saltamos el desayuno y realizamos un sinnúmero de acciones destinadas a evitar llegar tarde por no despertarnos temprano y con toda la energía para comenzar el día.

En cambio, existen personas que se levantan con el sol, hacen ejercicio, revisan sus pendientes, el desayuno, etc., antes de llegar a clases y se les ve tan frescos y alegres a las 7 h de la mañana que no sabemos cómo le hacen para realizar todas estas tareas, a esas horas y con una sonrisa en la cara.

Para evitar sufrir por estas circunstancias, te damos algunos consejos que las personas madrugadoras ponen en marcha para sacarle provecho al día desde muy temprano y con excelente actitud.

imagesTQ9B4LTA1. El más importante, dormir de 7 a 8 horas diarias. No podemos dejar de resaltar la importancia de dormir bien y no sólo por sus muchos beneficios a la salud. En este caso, también te ayudará a levantarte más temprano, pues dormir lo suficiente hará que una rutina para levantarse siempre a la misma hora y con energía sea mucho más fácil.

Rompe ese círculo vicioso en el que te vas a dormir tarde y te levantas tarde para lograr el máximo provecho de tu día.

Comienza de a poco. Vete a dormir 15 minutos antes de tu hora normal para levantarte 15 minutos antes, incrementa el tiempo paulatinamente hasta que llegues a una hora antes o el tiempo que necesites.

images6N5EV08H2. Piensa en los beneficios. Levantarse temprano no sólo te hará llegar a clases a tiempo sino que puede traerte otros beneficios. Para adorar levantarte temprano en las mañanas sólo enfócate en ellos. Puede ser que te guste tener tiempo a solas y en silencio para disfrutar del paisaje antes de que todos despierten, evitar el tráfico, leer, escribir, ejercitarte, meditar. Además, verás que te quedará más tiempo durante el día pues ya has hecho las cosas que necesitabas hacer muy temprano por la mañana 😉

3. Lo recomendable es que, después de acostumbrarte a irte a dormir temprano y levantarte temprano, no necesites nada para despertar a la misma hora todos los días; sin embargo, en lo que te acostumbras y si todo lo demás falla, usa una alarma. O tres. En alto volumen.

Te recomendamos poner cada alarma con 5 minutos de diferencia para que puedas asegurar que te despertarás; igualmente, si tu sueño es muy profundo, coloca una o dos de las alarmas fuera de tu alcance para que tengas que pararte a apagarla sin regresar a dormir.

images3RWRVUKO4. “Engaña” a tu cuerpo. Al despertar, prende la luz; un ambiente más iluminado y brillante engañará a tu sistema y lo pondrá más alerta y «reajustará» tu ritmo circadiano. Si, a la hora de levantarte, el sol ya salió, abre las ventanas y absorbe la luz natural, eso funcionará mejor.

5. Actívate. Fórmate a realizar alguna actividad. Si tratas de hacerlo con rapidez será mejor, pues tendrás aún más tiempo de sobra y habrás logrado el objetivo de desperezarte. Es de las cosas más difíciles, pero concéntrate en que, al despertar, necesitas pararte de la cama sin pensar en lo cómoda y cálida que es; tiéndela, ve al baño, toma un vaso de agua, estírate, baila o ejercítate; cualquier cosa que despegue a tu mente de tu cama.

tv6. Recompénsate. Ya sea que te compres un nuevo libro para leer 20 minutos cada mañana, la oportunidad de disfrutar de un programa o película a esa hora en la mañana, etc., esto te brindará un mayor entusiasmo por despertar y comenzar tu rutina lo antes posible.

7. Toma un buen desayuno. Procura que sea balanceado pero muy rico; especialmente algo que te guste mucho, de esta forma tendrás una motivación más para levantarte cada mañana y darás energía a tu cuerpo para que no se sienta aletargado y sin ganas de levantarse.

Wake-Up-Early8. Mantente así. Para poder acostumbrarte a ser más activo por las mañanas es necesario que no salgas de la rutina, ni siquiera los fines de semana. Es decir, que en medida de lo posible trates de levantarte los siete días de la semana a la misma hora; así, cuando llegue el lunes, no te costará unos días tener que acostumbrarte a levantarte temprano de nuevo. Además, tendrás la ventaja de que los fines de semana te durarán más si comienzas a disfrutarlos desde temprano.

9. Sigue la corriente. Durante las temporadas más cálidas, cuando el sol sale antes que otros días, es más probable que nos levantemos más temprano debido a que la luz y el calor que este astro nos brindan nos «obligan» de cierto modo a despertar antes. Durante estas temporadas lo mejor es dejar que, si tu cuerpo necesita levantarse, lo haga.

images10. Relájate. No hay nada como estar tranquilo para levantarse y acostarse sin grandes dificultades. Aprovecha el levantarte temprano para hacer cosas pendientes o adelantar tareas y podrás sentirte mejor y más tranquilo de mantener una rutina que comienza un poco antes que al de los demás.

Llegar temprano, descansar bien y estar contentos por las mañanas depende mucho de nuestra actitud, así que mentalízate para convertirte en una persona “madrugadora” y aprovecha todos los beneficios de realizar tus actividades con la luz del día.

Compartir