reformadelsectorenergetico

PEMEX es la onceava petrolera mundial según la revista Petroleum International Weekly, es la quinta en producción y la segunda en utilidades con casi 57 mil  millones de dólares antes de impuestos y ocupa la trigésima cuarta posición de las empresas del mundo de todos los sectores, aseveró el Dr. Fluvio César Ruíz Alarcón, consejero profesional de PEMEX en su ponencia dictada en la Universidad de las Américas Puebla.

A través de su conferencia “Reforma del sector energético: Desafíos y opciones para México”, el consejero profesional de PEMEX señaló que desde 1973 Petróleos Mexicanos dejó de ser un organismo que satisface la demanda de energía y pasó a ser la principal fuente de ingresos fiscales, gracias a la cuadruplicación de los precios del petróleo. Sin embargo a mediados de los años 90 hubo un desplome de los mismos, que limitó económicamente a PEMEX para invertir en exploración e hizo que cayera a una tasa de restitución de reservas de 24%, es decir por cada 4 barriles que se producían en 2002 apenas se descubría uno nuevo.

Lo anterior aunado a que Petróleos Mexicanos tiene un gran problema de régimen fiscal ya que de 2001 a 2012 entregó a la Secretaria de Hacienda más de 7 billones de pesos en impuestos, derechos y aprovechamientos. En 2011 tuvo pérdidas por más de 90 millones de pesos y dio más de 900 millones de pesos al fisco el año pasado. “Todas las deducciones permitidas por la ley le cuestan al Estado 643 millones de pesos, es decir dos terceras partes de lo que entrega PEMEX, por eso es el debate que se está dando”.

Ante los estudiantes de la UDLAP, el Dr. Ruíz Alarcón comentó que se le debería otorgar a PEMEX la autonomía presupuestal para ser capaz de invertir y revertir el descenso de la producción, como principal propuesta a la Reforma que discuten los tres partidos políticos. Asimismo comentó que se deberían de dejar de subsidiar gastos ajenos, tener un incremento en el presupuesto e inversión, deducir lo que realmente le cuesta producir para así ahorrar casi 90 mil millones de pesos. “El aligeramiento en el régimen fiscal de Petróleos Mexicanos tiene que estar acompañado de una autonomía presupuestal y de gestión, pues si falta alguna de las patas de esta triada el esfuerzo quedará trunco”.

Finalmente el Dr. Fluvio César Ruíz Alarcón exhortó a tener un interés real para colocar la investigación en un primer plano y así dotar a PEMEX con elementos para organizarse y responder a los cambios de las coyunturas que presenta la tecnología y el mercado mundial actual.