El Mexico City College, nombre con el que se fundó la Universidad de las Américas Puebla, inició sus actividades el 1° de julio de 1940, en el Distrito Federal. En 1985, el Dr. Enrique Cárdenas asume la rectoría interina de la institución y es ratificado el año siguiente. En ese mismo 1986 se funda el Instituto de Estudios Avanzados y dos años más tarde se crean las escuelas de Ciencias y la de Humanidades.

En esa misma década, diversas regiones del continente americano continuaban enfrascadas en conflictos armados fratricidas y dictaduras militares. Para adentrarnos a la realidad específica de Argentina al final de la década de 1970 y principios de la de 1980, presentamos dentro del ciclo Américas: 75 años, de los Viernes de Cinexpectativas, la cinta La historia oficial.

La cita es este 20 de noviembre de 2015 a las 6:30 p.m. en Capilla del Arte UDLAP: 2 Norte 6, Centro de Puebla. La entrada libre. Antes o después, te invitamos a leer la reseña de Fernando Turrent, estudiante de Literatura y nuestro prestador de Servicio Social.

4

Política y familia. El lado oscuro

“-Es horrible ¿no es cierto?

-¿Qué es lo horrible?

-No saber dónde está tu hija”

La década de 1980 destacó por ser un periodo de transformación, innovación y cambio en varios aspectos, lo mismo que de crisis económicas y conflictos armados a lo largo y ancho del continente. En 1983, año cumbre de la transformación ochentera, aparece una película que no sólo retrató un movimiento social real -que sigue en pie de lucha para reunir a millones de personas con sus familias-, sino que mostró los diferentes puntos de vista por parte de una sociedad que vivía en una dictadura militar: Argentina.

En La historia oficial conocemos el conflicto de una maestra local que desconoce la procedencia de su hija, los altibajos que tiene su marido al trabajar para los militares y una maestro revolucionario que la hará ver el mundo con ojos nuevos. Una tremenda búsqueda por el cambio, la ley, la familia y las diferentes versiones que da la historia contada por los triunfadores y no por los perdedores.

Ana es una de las muchas ciudadanas que viven sin conocer los entretelones de las decisiones políticas que se toman en su país. La aparición de una asociada a las Abuelas de la Plaza de Mayo la harán investigar todo lo posible sobre su hija adoptiva, el cómo llegó a sus vidas y cuál es el origen oculto tras su adopción.

El filme no sólo fue galardonado sino que tocó una realidad muy común en Hispanoamérica que es esa falta de información sobre la situación política; la sociedad actual prefiere mirar a otro lado, convencerse de que el mundo está en óptimas condiciones, que no pasará nada y que a ellos no les corresponde ayudar. Las mujeres que pertenecen a las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo buscan el reunir familias, el acabar con la separación y el secuestro de los menores y poder darles un mejor futuro. Sin embargo muchos, como Ana, se ciegan ante la situación y buscan refugio en lugar de las respuestas. Las familias se separan, se derraman las lágrimas y se vive en un caos inmenso. La historia oficial no la relatan los perdedores; los vencedores buscan el tapar la verdad, porque a veces, aunque sea cierta, la verdad llega a mermar la estabilidad terminado por destruir el idilio del sistema.

clip_image002

 

Descarga el PDF aquí.