• En materia laboral es previsible que haya mayor protección a los trabajadores en México gracias al T-MEC explicó la Dra. Leycegui.
  • Han regresado entre 60 mil y 65 mil centroamericanos al territorio mexicano, pero no hay las condiciones para recibirlos comentó el Dr. Fernández.

El webinar “El futuro del comercio exterior y las fronteras” presentó a la Dra. Beatriz Leycegui Gardoqui, especialista en comercio internacional y ex subsecretaria de Comercio Internacional de la Secretaria de Economía, y al Dr. Rafael Fernández de Castro, director del Centro de Estudios México – Estados Unidos de la Universidad de California en San Diego, quienes discutieron los mitos y realidades del T-MEC y la situación actual de la frontera entre México y Estados Unidos.

De forma muy precisa, la Dra. Leycegui aclaró algunos de los mitos más fuertes en torno al T-MEC, entre estos explicó que si bien, se cree que el tratado tendrá un gran impacto económico en los países participantes, la realidad de acuerdo al Fondo Monetario Internacional y a la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos es que ese impacto será imperceptible y no significativo, y en todo caso se verá a largo plazo. Para México y Canadá los incrementos son pequeños, “esto no significa que sea un mal acuerdo, lo que pasa es que es una continuación de un tratado que ya teníamos y que ya llevamos 25 años bajo este, donde se liberalizó completamente el comercio de bienes, entonces eso explica por qué el impacto no será tan fuerte”, comentó.

Otro mito que aclaró fue que el T-MEC reactivará las economías de sus partes y atraerá inversiones, “esto hay que tomarlo con cuidado, si bien el tratado es relevante para atraer la inversión, deben existir otras condiciones y es que es necesario que cambie el discurso contra los del capital, que haya un cumplimiento con el marco legal, en particular los contratos negociados con el gobierno y también se requieren políticas públicas internas que promuevan el crecimiento económico”, ratificó.

Así también explicó que la negociación del T-MEC trae consigo beneficios notorios, “da mayor certidumbre a los actores económicos y establece obligaciones de largo plazo aplicables a las partes en el comercio de bienes servicios e inversiones, la otra ventaja muy importante es que México es uno de los pocos países que ha logrado acomodar su comercio con Estados Unidos”. En materia laboral es previsible que haya mayor protección a los trabajadores en México y en la industria automotriz se está demandando que se produzca más en la región para tener las preferencias del tratado y eso incentiva la inversión de compañías asiáticas.

Por su parte, el Dr. Rafael Fernández de Castro, director del Centro de Estudios México Estados Unidos UC San Diego, arrancó su participación explicando el gran impacto del COVID-19 en las fronteras entre México y Estados Unidos, ejemplificando que la garita de San Ysidro dejó de tener una afluencia de entre 150 y 170 mil personas diarias que representan el 30% del flujo de las fronteras para reducirse al 90%. “Este cierre bajo el título 42 de Salud Pública y Bienestar, expulsa inmediatamente a todos los migrantes que ingresen, aquí lo importante de entender es que no solamente los mexicanos, sino a los centroamericanos y todos los que hablen español son regresados a territorio mexicano”.

Gracias al COVID-19 el presidente Trump pudo implementar más medidas migratorias, sumándose así un total de 10 durante todo su mandato, según explicó Fernández de Castro, durante la contingencia una de estas medidas afectó las solicitudes de derecho a asilo, ya que no hay cortes migratorias y “con el programa de Protocolos de Protección a Migrantes nos han regresado entre 60 mil y 65 mil centroamericanos para que esperen en México su proceso migratorio, yo calculo que esto va a seguir hasta noviembre, y ya que el 3 hay elecciones entonces las cosas se ven difíciles para los peticionarios”. Posteriormente aclaró que estas medidas han beneficiado a Estados Unidos, pero que en el territorio mexicano no hay las condiciones para recibirlos.

Este webinar es parte del curso ejecutivo que conjuga el esfuerzo de la Embajada de Estados Unidos de América y la Universidad de las Américas Puebla que tiene como objetivo comprender los cambios que sufrirán las sociedades de México y América del Norte a partir de la pandemia del COVID-19 en la economía, comercio, fronteras, salud, educación internacional, seguridad, política, medios de comunicación e industrias culturales y entretenimiento.

Esta fue la segunda de tres sesiones que serán abierta al público en general. A través de las redes sociales de la Universidad de las Américas Puebla, se avisará de manera oportuna las fechas de la siguiente transmisión.