obstetricia udlap  (2)

La violencia obstétrica implica una violación de los derechos de la mujer en el embarazo, parto y post-parto, relacionada con la falta de empatía y malestar emocional de médicos. Este tipo de conductas se puede expresar mediante ataques verbales hacia la paciente, negligencia en el momento del parto, aseguran la Dra. Sheila Pintado Cucarella, el Dr. Julio César Penagos Corzo y el Dr. Marco Antonio Casas y Arellano, académicos de la Universidad de las Américas de Puebla, en su investigación sobre el síndrome de burnout o desgaste profesional.

El desgaste de un médico vinculado al área de la obstetricia genera conductas arrebatadas, producto de su práctica cotidiana en hospitales o centros de salud, estas situaciones se representan como discriminación, tratos groseros, tiempos de espera inconmensurables y negligencia médica. Es por ello que tres profesores de la UDLAP realizaron una investigación exhaustiva que quedó plasmada en el artículo titulado Síndrome de desgaste profesional en médicos y percepción de violencia obstétrica, “este estudio muestra la importancia de proveer a los profesionales médicos herramientas de manejo y conocimiento de la violencia obstétrica, así como de control del estrés para prevenir este tipo de situaciones”, señaló la Dra. Sheila Pintado Cucarella, profesor del Departamento de Psicología de la UDLAP.

El objetivo del estudio era identificar la percepción sobre violencia obstétrica y determinar la posible relación con el síndrome de burnout o desgaste profesional; esto tiene que ver con la manera de cómo se afronta el estrés cotidiano en el trabajo en personas que atienden a otras personas y la sobrecarga laboral. “Las personas cuando están sobreexpuestas a tanto estrés bajan sus niveles de empatía; de ahí la necesidad de que, independientemente de la profesión en específico, tengan el apoyo para enfrentar situaciones de desgaste profesional”, comentó el Dr. Julio César Penagos Corzo, jefe de Laboratorios de Psicología de la UDLAP.

obstetricia udlap  (1)

Los resultados arrojados al final del trabajo fueron que el 35.71% de las situaciones de violencia obstétrica pertenecen a negligencia médica y prácticas nocivas, el 35.71% a discriminación y el 40% a tratos groseros y ataques verbales. Para concebir la investigación se evaluaron a 29 médicos del Seguro Popular que se mostraron preocupados por este tema, de los participantes el 64.35% reportó falta de información sobre violencia obstétrica y de herramientas para hacerle frente. En cuanto al síndrome de burnout, éste se relacionó con varios ítems de la escala de empatía y con la baja satisfacción en el trabajo. “Es importante hacer notar que es un estudio descriptivo, además de ser una primera aproximación y que vale la pena que se estudie con mayor profundidad”, comentó el Dr. Penagos Corzo.

En este mundo de médicos donde prácticamente la demanda diaria de pacientes es infinita, los miembros de la UDLAP dieron algunos consejos para sobrellevar el desgaste profesional: 1) buscar la atención de servicios profesionales en el manejo de estrés; 2) bajar la sobrecarga en las salas de espera; 3) aprender técnicas de relajamiento y autoconocimiento; 4) recordar que al paciente se debe atender como quisiera que a mí me atendieran; generar una buena relación de confianza y dar una calidad de atención; ya que psicológicamente si una señora no se siente segura de lo que está pasando en cuanto a su tratamiento, o a quién le pregunta, etc., no buscará al médico nuevamente”, expresó el Dr. Marco Antonio Casas y Arellano, asesor de la casa de estudios.

Descarga el PDF aquí.